Alice quiere un calibre XXL


Cuando ella sale, saltan chispas desde el primer momento, y Alice solo piensa en ir directa a la entrepierna de Jesús. Lo que viene después es un espectáculo. Cubanas, mamadas, Alice cabalgando la polla de Jesús como si no hubiera un mañana, y siendo fiel a lo que nos había dicho. Le duele un poquito… ¡Pero ni se le ocurre sacarla! Más…